CRUZ DE CARAVACA - ORACION PARA UN DIFUNTO

PUBLICIDAD




Humildemente os rogamos Señor, tengáis piedad del alma de vuestro siervo (aquí el nombre) ante el cual elevamos la Santa Cruz de Caravaca para que de la misma forma como ésta fue sostenida por los ángeles, éstos eleven el alma de (aquí otra vez el nombre) hacia el espacio celestial para gozar de vuestra Divina Presencia en compañía de los seres queridos que le precedieron.


Inclinad Señor, vuestros oídos, a nuestras súplicas, con las cuales imploramos vuestro gran amor y compasión para quienes mueren en el arrepentimiento, así como para aquellos otros que por motivos diversos no tuvieron tiempo de hacer el acto de contrición. Colocad Dios nuestro, esta alma que ha llegado ante vos para ser enjuiciada, al lado de quienes han encontrado la luz, para que ellos la guíen en el tránsito del más allá, acompañada por nuestro amor y por nuestras oraciones. Tened piedad, Señor. Amén.