Plegaria a DIOS para casos Imposibles

PUBLICIDAD




Si esta oración se medita bien y se reza mejor, comprenderemos que nos abandonamos totalmente en sus brazos, ante la imposibilidad por nuestra parte de alcanzar lo que no está en nuestras manos.


Padre: dame la serenidad para aceptar lo que no puedo cambiar, el valor para cambiar lo que puede y debe ser cambiado, y la sabiduría para saber distinguir lo uno de lo otro.


Después de rezarle tres veces seguidas, pensar en el significado que entraña, y encender una vela quince minutos.