Invocación a los Santos Auxiliares para recibir su pronta Ayuda EN ASUNTOS RELACIONADOS AL DINERO

PUBLICIDAD


 

Al encontrarnos ante un caso muy especial que parece no ser competencia de ninguno de los santos que conocemos, o tambien si se tiene  la sensacion de que el santo a quien se recurred no ha concedido a las peticiones la atencion que merecian, se prodra recurrir a los santos auxiliadores. Intercediendo conjuntamente, estos catorce santos aportan una grandisima probabilidad de eficacion; naturalmente, solo si la causa merece realmente la pena.

INVOCACION A LOS SANTOS AUXILIADORES

Eminentisimos santos a quienres se llama auxiliadores, os ruego que acudais en mi ayuda. San Acacio, que fundiste los calices de oro de la Iglesia para pagar el rescate de los prisioneros cristianos; 
santa Barbara, admirable hija de un padre cinico y cruel, que no perdiste tu obediencia y tu piedad filial mientras el te cortaba la cabeza con su espada; san Blas, a quien llamaban medico de los pobres y a quien incluso las bestias salvajes solicitaban ayuda; 
santa Catalina, cuyo cuerpo fue lacerado por latigos provistos de puntas metalicas y que, desde que estas en el Cielo, no has dejado de colmar de beneficios a las muchachas, las institutrices y las zurcidoras; 
san Cristobal, cuya medulla preserva a los viajeros de los accidents y devuelve la castidad a las mujeres mas libertinas; san Ciriaco, cuyo mero nombre llena de espanto a los demonios mas malignos; san Dionisio, cuya bandera condujo a la 
Victoria tantas veces; san Telmo, cuyos intestinos fueron enrollados en un torno y que soportaste con paciencia y resignacion el doloroso suplicio; san Eustaquio, a quien Nuestro Senor se aparecio en forma de ciervo; san Gil, que sanas a los cojos; santa Margarita, cuya voz dicto su mision a la bienaventurada Juana de Arco, a quien prestaste ayuda en el momento en que subia a la hoguera; san Pantaleon, que resucitaste a un niño que acababa de ser mordido por una vibora y enviaste la serpiente al infierno, 
san Vito, que fuiste arrancado del seno de tu nodriza para ser entregado al martirio; todos vosotros, santisimos auxiliadores, concededme vuestra ayuda pues mi caso supera las posibilidades de los santos ordinaries
 y quienes me he dirigido. Se que puedo contar con vosotros y os lo agradezco. Amen

Colaboracion enviada por: Betty


SUSCRIBETE AHORA PARA RECIBIR CADA DIA LAS ORACIONES MAS MILAGROSAS
Suscríbete a grahasta
 
Alojado en egrupos.net

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu comentario es muy importante para nosotros. Gracias por tomarte la molestia. Los Comentarios tipo cadena o que sean inapropiados no seran publicados. Gracias por la comprension.