Poderosa Oración y Novena a San Onofre para peticiones de Negocio y Dinero-Día 3

PUBLICIDAD


 Se inicia con la Señal de la Santa Cruz,

después Oración Inicial de Todos los Días.



Luego con la Oración del Día correspondiente,

se hace la Petición, se reza El Padre Nuestro,

El Avemaría y el Gloria y por último

La Oración Final de Todos los Días.



ORACIÓN INICIAL

PARA TODOS LOS DÍAS




Señor mío, Jesucristo,

Dios y Hombre verdadero,

que os hiciste hombre para satisfacer

por nuestros pecados,

con vuestra pasión y muerte:

lleno de confusión y arrepentimiento lento,

confieso que ha sido muy grande

mi ingratitud e infidelidad:

pues creyendo y confesando,

como católico, estas verdades

eternas y consoladoras,

he tenido la temeridad de ofenderos.

Más, viendo que sois bondad

y misericordia infinitas,

y que no desecháis a quien

contrito y humillado implora

vuestra clemencia

os presento los méritos

de vuestra Santísima Madre,

y los ruegos e intercesión

de vuestro fiel siervo San Onofre,

y me postro reverente a vuestros pies,

pidiendo que perdonéis mis pecados que detesto,

con verdadero auxilio de vuestra gracia

no volver a pecar.
  
TERCER DÍA

Glorioso y bienaventurado San Onofre;

tu confundes mi tibieza, mi amor propio

y mi apego a las cosas transitorias,

con aquel santo fervor y grande amor tuyo

a Jesucristo, nuestro Salvador,

por el cual preferisteis, ante que ofenderle,

dejar tu patria e intereses temporales,

los amigos y aún las comodidades

de una vida en el mundo,

entregándote a la vida mortificada del desierto:

Intercede, pues, glorioso santo,

con el mismo Señor del Cielo

para que imitando yo tu vida mortificada

y tu prudencia admirable,

cumpla el primer mandamiento de la ley de Dios,

amándola siempre y sirviéndole

con fidelidad en esta vida,

merezca gozarle en tu compañía,

para siempre en el cielo.

Amén.



ORACIÓN FINAL

PARA TODOS LOS DÍAS



Glorioso San Onofre,

a quien he escogido por mi Patrono y Modelo particular,

y en quien tengo absoluta confianza;

concededme que yo experimente

los saludables efectos de tu poderosa intercesión,

para con Dios.



En tus manos deposito todas las necesidades

y en particular, la que hoy pongo bajo tu protección.



Alcanzadme pues, éste favor, si me conviene,

y todas las demás gracias necesarias

para liberarme del pecado,

y conseguir mi propia salvación,

y aún mi santificación.


Amén




SUSCRIBETE AHORA PARA RECIBIR CADA DIA LAS ORACIONES MAS MILAGROSAS
Suscríbete a grahasta
 
Alojado en egrupos.net

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu comentario es muy importante para nosotros. Gracias por tomarte la molestia. Los Comentarios tipo cadena o que sean inapropiados no seran publicados. Gracias por la comprension.