La Oración de Gran Poder Para Todos Los Días Repítela Tres Veces Y Veras Los Cambios De Éxitos En Tu Vida

PUBLICIDAD



Dios te salve, Reina y Madre de misericordia,





Vida, dulzura y esperanza nuestra.



Dios te salve.




A Ti clamamos los desterrados hijos de Eva,



A Ti suspiramos, gimiendo y llorando en este valle de lágrimas.



E, pues, Señora Abogada Nuestra,



Vuelve a nosotros tus ojos misericordiosos,



Y después de este destierro, muéstranos a Jesús,



Fruto bendito de tu vientre.



Oh, clemente, oh piadosa, oh dulce Virgen María.




Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios,



Para que seamos dignos de alcanzarlas



promesas de Nuestro Señor Jesucristo.

a a a a a a a a a a a a a a a a a a a a a


Amen.



GRACIAS POR ESTAR AQUI APUNTATE
Únete y recibe cada día herramientas para vivir una vida plena, llena de bienestar y Felicidad. ¿Te quieres Apuntar?
Suscríbete a Profesora Grahasta
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu comentario es muy importante para nosotros. Gracias por tomarte la molestia. Los Comentarios tipo cadena o que sean inapropiados no seran publicados. Gracias por la comprension.