Oración Poderosa de Jesús Sacramentado para pedir un Gran Favor de Trabajo

PUBLICIDAD


Poderoso ¡Señor y Dios mío,

seas siempre bendito y alabado Jesús Sacramentado!,

en Tu presencia estoy, Señor de Señores,



como un hermano delante de su Hermano

como un amigo ante otro Amigo,

estréchame con el lazo de tu divino Amor

y dame una parte de tu bendita gracia.


Oh Jesús Manso Cordero de Dios,

que estás presente, vivo, glorioso y resucitado

en la Eucaristía, la cual veneramos y alabamos,

ten piedad de mis pecados y perdóname,



dame el Alimento Espiritual de tu Cuerpo y Sangre,

sé Tu mi defensa inexpugnable contra todos mis enemigos,

líbrame de todos los males que me rodean


y ayúdame a superar todos los infortunios y adversidades,

concédeme tu bondad y quédate a mi lado.

 ¡Oh Jesús!, oh mi Cristo Salvador,

que no contento con morir crucificado


después de haber sufrido la más cruel de las pasiones

por amor a nosotros, los hombres,


has querido permanecer para siempre muy cerca de nosotros

y voluntariamente estás en el Santísimo Sacramento

para darnos fuerza y ser nuestro sustento,

escucha benevolente nuestras suplicas


y mándanos por tu poder el auxilio Divino.


Mil gracias Jesús, Pan de vida y vid verdadera,

vengo a ti y me acerco para recibirte y para que me recibas,

acudo ante Ti a exponerte mis quebrantos,

miserias, dificultades y necesidades,



como las que se confían al mejor de los amigos.

Sé que Tú me miras y estás presto a consolarme,

como lo hiciste en tu vida terrenal


sobre tantos que imploraban Tu clemencia,

Señor, tiende ahora tu santa y misericordiosa Mano

y aleja de mí y de los míos las intranquilidades

que nos mantienen angustiados y llenos de pesar.

Eres todopoderoso, mi Jesús amado,

nada se oculta a tus clementes ojos.

 Lees en el fondo de mi alma mis penas y alegrías,

sabes todo cuanto quiero y cuanto necesito,

por ello te ruego no me dejes solo,

ayúdame mi amado Jesús Sacramentado

ahora que los problemas me abruman y no tengo paz,

llena mi vida de bendiciones y concédeme este gran favor:

(pedir con gran fe lo que se desea obtener).

En Tu Presencia estoy, Señor Jesús,

no me niegues la ayuda que pido,

ten piedad de mí,

mira dentro de mi corazón y verás mi sufrimiento,

acéptame con bondad, aunque a veces sea ingrato contigo,

y guárdame dentro de tu Sacratísimo Corazón por siempre;

aumenta en mi la paciencia, la humildad y la esperanza,

aumenta mi capacidad para hacer el bien

y haz que reciba con más frecuencia

el Pan del Cielo, donde Tú estás presente.

Jesús mío, Pastor Supremo de las almas,

Luz verdadera, fuente de Verdad

y Camino directo a Dios Padre,

creo firmemente que por mí estás en el Altar,

y para salvarme me das tu Cuerpo y Sangre juntamente;

Jesús mío, confío en Ti porque eres mi fiel amigo,

en Ti espero, piadoso Jesús mío

y te pido que vengas a mi sin tardar.

Así sea.

Rezar tres Padrenuestros y Gloria.


Hacer la oración y los rezos cinco días seguidos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu comentario es muy importante para nosotros. Gracias por tomarte la molestia. Los Comentarios tipo cadena o que sean inapropiados no seran publicados. Gracias por la comprension.